X

Suscríbete a nuestro NewsLetter


¿Algún instrumento en especial?
Arpa
Canto
Clarinete
Contrabajo
Corno
Fagot
Flauta
Guitarra
Oboe
Piano
Percusión
Saxofón
Trombón
Trompeta
Tuba
Viola
Violín
Violonchelo

Tipo de Concierto:
orquestas
solistas
conjuntos de cámara
ballet
coro

Entrada:
pago
liberadas

Ubicación:
Santiago
Regiones

Suscribirse
Cancelar Suscripción

ORQUESTA Y CORO SINFÓNICO VUELVEN A REUNIRSE EN EL TEATRO UNIVERSIDAD DE CHILE BAJO LA BATUTA DE FRANÇOIS LÓPEZ-FERRER

Ambos conjuntos artísticos compartirán escenario en la interpretación de Stabat Mater, de Poulenc, con Annya Pinto como solista. En tanto, la segunda parte estará dedicada a la reconocida obra de Mussorgsky, Cuadros de una exposición.

El director asociado de la Orquesta Sinfónica Nacional, François López-Ferrer, vuelve a tomar la batuta de esta agrupación el jueves 31 de agosto y viernes 1 de septiembre en el Teatro Universidad de Chile, y sábado 2 de septiembre en el Aula Magna de la Universidad Federico Santa María de Valparaíso, en un programa donde además se sumará el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile, dirigido por el maestro Juan Pablo Villarroel, y la soprano Annya Pinto.

La cantante penquista actuará como solista en la obra que abrirá el programa, Stabat Mater, del compositor francés Francis Poulenc. “Estoy feliz y muy emocionada de presentarme por primera vez junto a la Orquesta Sinfónica Nacional”, señaló. Junto con ser su debut con esta agrupación, será también la primera vez que interpretará frente al público esta obra de Poulenc, por lo que reconoce comenzó a prepararse desde hace ya varias semanas en Concepción. “Ha sido un trabajo arduo, bastante interesante y muy enriquecedor, porque la música de este compositor no es fácil, es muy intensa, muy linda y con un mensaje muy profundo”.

Stabat mater dolorosa (del latín Estaba su madre dolorosa) es un poema medieval adaptado para el servicio religioso católico-romano, de autoría desconocida. Desde el siglo XV ha sido musicalizado por diversos compositores de renombre, entre ellos Francis Poulenc en 1950, en lo que se presenta como un testimonio artístico de su faceta religiosa y su retorno al catolicismo, producido hacia 1936.
La parte final del concierto contará en tanto con una reconocida obra escrita para piano por el compositor ruso Modest Mussorgsky, Cuadros de una exposición, inspirada en la figura de su desaparecido amigo Victor Hartmann.

La obra, que ha sido traducida a distintos estilos musicales, tiene como su transcripción más famosa dentro del medio sinfónico la orquestación realizada por Maurice Ravel en 1922, estrenada ese mismo año en la Ópera de París, versión que será abordada en esta ocasión.

Viernes 31 de agosto y sábado 1 de septiembre | 19:40 horas. | Teatro Universidad de Chile.. 

Desde $ 6.000


Post relacionados ...